Skip to main content

La prevencion de las Alteraciones Muscolesqueleticas

El riesgo de sufrir alteraciones músculo – esqueléticas es un problema de salud laboral de tal magnitud que es de gran importancia informar a los trabajadores sobre los riesgos y su prevención.

1. ¿Qué son las alteraciones músculo - esqueléticas?

Son lesiones de los músculos, tendones y nervios que suelen afectar a las manos, muñecas, los codos u hombros. También pueden afectar a las rodillas o los pies si el trabajo conlleva estar mucho tiempo arrodillado, o si hay que operar pedales.

Las distintas alteraciones músculo - esqueléticas tienen muchos nombres, por ejemplo: tenosinovitis, tendinitis, síndrome del túnel carpiano, epicondilitis, bursitis, y muchos más.

Aquí, para referirnos a todo el rango de estas lesiones, utilizamos la expresión Alteraciones Músculo - esqueléticas (AME).

2. ¿Que síntomas incluye?.

Los síntomas incluyen: dolor en los músculos o las articulaciones- sensación de hormigueo en el brazo o la mano; pérdida de fuerza y sujeción en la mano; pérdida de sensibilidad.

Los síntomas y factores como la fatiga muscular: están relacionados con la intensidad y duración del trabajo, provocan dolor; normalmente la persona afectada no informa a nadie en el trabajo; son síntomas no específicos y aparecen y desaparecen; las causas son multifactoriales.

Sin embargo, a diferencia con la fatiga muscular, las alteraciones músculo - esqueléticas no desaparecen sino que son progresivas, y los síntomas se empeoran.

3. ¿Cómo se pueden dividir los síntomas?

Se pueden dividir los síntomas en tres etapas:

1. Dolor y fatiga en las muñecas, brazos, hombros o cuello durante el trabajo que se mejora durante la noche y el fin de semana.

Esta fase puede durar semanas o meses.

2. Dolor y fatiga que empieza más pronto en el día y persiste más tiempo durante la noche, y que puede interrumpir el sueño.

Esta fase puede durar varios meses, y la gente suele tomar pastillas para el dolor, pero sigue trabajando.

3. Dolor, fatiga, debilidad aún cuando se haya descansado. Puede interrumpir el sueño, y la persona no puede hacer tareas ni en el trabajo ni en el hogar.

Esta fase puede durar meses o años, y algunas personas no se recuperan totalmente.

4. ¿A quiénes les afectan las AME?

El trabajo que exige movimientos repetitivos, rápidos o forzados, o que requiere mantener una postura fija durante períodos largos puede provocar alteraciones músculo - esqueléticas.

Muchos puestos de trabajo conllevan algún riesgo de AME, desde las personas que tienen que trabajar intensivamente en ordenador hasta los obreros de la construcción y las cajeras en los supermercados.

Todo tipo de trabajo de montaje o embalaje, por ejemplo en la industria de microelectrónica, de metal, de conservas.

Las lesiones dorso lumbares por manipulación de cargas entre las enfermeras, los albañiles y las personas que trabajan en el campo son muy comunes, o bien por causa de accidentes o por el desgaste físico durante años.

5. ¿Cuáles son las causas?

Las causas de algunas lesiones músculo - esqueléticas son ya muy conocidas y bien definidas y otras no lo son. Lo que complica el diagnóstico es que hay varios factores de riesgo que pueden combinar a provocar problemas.

Las causas tienen que ver con:

1. La organización del trabajo:
El ritmo, la intensidad y cantidad de trabajo, primas, estrés, falta de descansos y pausas, trabajo monótono y repetitivo.
2. Los equipos y tareas:
Fuerza física, repetición, movimientos rápidos, ciclos cortos. Posturas incómodas, forzadas, o estáticas. Mal diseño de los puestos y herramientas, con espacio insuficiente, o una sujeción incómoda o forzada.
3. El medioambiente laboral:
Ruido, iluminación, vibración, frío.
4. El individuo:
Formación, equipos individuales de protección, estatura

6. ¿Que hay que hacer para su prevención?

La prevención del as alteraciones músculo – esqueléticas obliga a llevar a cabo una evaluación de los riesgos que no se pueden evitar directamente, a tener un plan de prevención de dichos riesgos, y a tomar todas las medidas necesarias para garantizar la salud y seguridad de todos los empleados.

7. ¿A que obliga su prevención?

La prevención de las alteraciones músculo – esqueléticas obliga a adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.

8. ¿En que consiste la mejora de las condiciones laborales?

En todos los centros de trabajo, el empresario tiene la obligación de mejorar las condiciones de trabajo para evitar las alteraciones músculo - esqueléticas.

Organización del trabajo.

• Identificar y eliminar factores de riesgo del puesto de trabajo.
• Introducir variedad de tareas.
• Rotación de tareas.
• Reducir la intensidad del trabajo.
• No tener primas que exigen un ritmo muy elevado.
• Introducir descansos.
• Introducir micro pausas.
• Tener un sistema para identificar e informar sobre síntomas o problemas.

Diseño de tareas, equipos y herramientas

• Eliminar movimientos forzados.
• Reducir al mínimo los movimientos repetitivos con ciclos cortos.
• Utilizar herramientas eléctricas.
• Seleccionar equipos y herramientas adecuados tanto para la tarea como para la persona.
• Tener un buen mantenimiento de equipos y herramientas.
• Seleccionar herramientas que no requieran una desviación de la muñeca.
• Evitar restricciones de espacio en el puesto.
• Tener los mandos a fácil alcance.
• Poder ver los displays fácilmente.
• Evitar el tener elementos: a largas distancias de alcance, a la altura del hombro o por encima de este, o por detrás del tronco.
• Tener sillas y mesas ajustables.

El medioambiente del trabajo.

• Tener una buena iluminación general, y adecuada para cada puesto, sin reflejos / sombras.
• Controlar el nivel de ruido.
• Mejorar niveles de ventilación y temperatura.
• Tener lugares adecuados para los descansos.

Popular posts from this blog

Analisis de Vulnerabilidad

Lo primero que se debe hacer en un análisis de vulnerabilidad es la evaluación de la amenaza, que en la mayoría de los casos, se realiza combinando el análisis probabilístico con el análisis del comportamiento físico de la fuente generadora, utilizando información de eventos que han ocurrido en el pasado y modelando con algún grado de aproximación los sistemas físicos involucrados.

En otras palabras, para poder cuantificar la probabilidad de que se presente un evento de una u otra intensidad durante un período de exposición, es necesario contar con información, la más completa posible, acerca del número de eventos que han ocurrido en el pasado y acerca de la intensidad que tuvieron los mismos.

Es importante diferenciar la amenaza del evento que la caracteriza, puesto que la amenaza significa la potencialidad de la ocurrencia de un evento con cierto grado de severidad, mientras que el evento en si mismo representa al fenómeno en términos de sus características, su dimensión y ubicación…

Advertencia sobre patrones continuados de exposición a mercurio

El mercurio metálico es una sustancia química peligrosa que puede causar serios problemas de salud. Es importante que el público entienda que la exposición a corto o a largo plazo al mercurio metálico puede causar serios problemas de salud.

La exposición humana al mercurio metálico ocurre principalmente al respirar aire contaminado. Otras formas de mercurio se pueden absorber bebiendo agua contaminada, comiendo alimentos (generalmente pescado que contiene mercurio) y teniendo contacto con la piel.

En niveles altos, mercurio metálico puede perjudicar al sistema nervioso y a los fetos en desarrollo. Otras formas de mercurio pueden dañar otros órganos. Aún a niveles bajos, mercurio metálico puede causar problemas de salud.

La exposición al mercurio metálico puede causar daño antes de que se presenten síntomas.

Una vez emitido al medio ambiente, es muy difícil de eliminar. Si se deja desatendido y hay riesgo de exposición, puede causar efectos peligrosos en la salud humana

Efectos psicologicos de un desastre como el de Haiti

Un desastre natural, una inundación, un atraco, un incendio, un accidente... A veces para convertirse en víctima del trastorno de estrés postraumático sólo basta ser testigo de un hecho terrible.

Los efectos psicológicos pueden manifestarse inmediatamente en cualquier persona y a cualquier edad, o permanecer dormidos durante meses.

De hecho, los expertos distinguen entre el tipo agudo del trastorno -que se manifiesta entre uno y tres meses después de ocurrido el evento traumático- y el latente, que puede aparecer por lo menos a los seis meses desde el evento que lo desencadena.

En algunos casos, los síntomas pueden producirse incluso décadas más tarde.

En escenarios de tragedia como el de Puerto Príncipe (Haití), los efectos psicológicos ya se sienten entre la población. Un informe de la ONG Plan Internacional, divulgado esta semana, indicó que los niños haitianos afectados por el terremoto de hace 20 días despiertan -entre cuatro y seis veces- cada noche a causa de las "horribles p…