Skip to main content

Situacion de los Riesgos Profesionales en Colombia

El número de trabajadores en el sistema pasó de 3,6 millones a 6,8 entre 1995 y el 2010. De éstos, 4,3 millones están afiliados a las Administradoras de Riesgos Profesionales privadas, en tanto que los restantes, 2.5 millones, están cubiertos por Positiva Compañía de Seguros, que es estatal desde el 2008 y surgió de la unión de la ARP de Previsora Vida y la antigua ARP del Seguro Social.

COBERTURA

En términos de cobertura, entre marzo del 2001 y marzo del 2010 se pasó del 56 al 86 por ciento de los trabajadores formales; esto es, el conjunto de los empleados oficiales, privados y del servicio doméstico. Dado que el Sistema de Riesgos Profesionales está diseñado para cubrir a la población ocupada formal, se requiere un sistema de aseguramiento especial diferente del de Riesgos Profesionales para dar cobertura de enfermedades y accidentes ocupacionales de la población informal. En su conjunto, el segmento informal constituye cerca del 50 por ciento de la población ocupada en Colombia.

Desde el punto de vista financiero, también puede afirmarse que el Sistema de Riesgos Profesionales en Colombia ha registrado una evolución positiva. Varios indicadores así lo confirman. Los ingresos por primas recibidas por las ARP presentan un crecimiento mayor al del Producto Interno Bruto (PIB). Asimismo, las ARP disponen de reservas para atender las obligaciones de los actuales pensionados, los siniestros avisados y no avisados, las enfermedades profesionales que sucedan en el futuro, y las desviaciones que puedan ocurrir.

SINIESTRALIDAD

Por su parte, la siniestralidad, que mide la relación entre el pago de siniestros y las primas recibidas de las ARP, se ha estabilizado y la inversión en promoción y prevención supera el mínimo establecido por la ley, en beneficio de los trabajadores afiliados. Aunque el balance neto de las administradoras ha sido positivo y creciente, se ha debido exclusivamente al rendimiento financiero de las reservas, pues su resultado técnico ha sido negativo, lo que quiere decir que las primas no han sido suficientes para cubrir los siniestros, los gastos administrativos y la inversión en promoción y prevención. Este es un campo en el cual se debe mejorar.

ACCIDENTABILIDAD

Si bien el número de accidentes de trabajo ha aumentado, la tasa de accidentalidad, definida como el número de accidentes de trabajo por cada 100 trabajadores expuestos, se ha estabilizado en los últimos años. Por su parte, la tasa de morbididad (número de enfermedades calificadas por cada 100.000 trabajadores) muestra un crecimiento significativo desde el 2004. Debido a la maduración del sistema, esta tasa se está acercando a patrones internacionales, aunque en el caso colombiano, todavía no se evidencian enfermedades profesionales crónicas características de otros países.

REGULACIONES

Por último, deben analizarse los retos de la regulación. Se ha avanzado en la afiliación única al sistema de protección social y es inminente la expedición del decreto correspondiente. Sobre la variación de la cotización al Sistema de Riesgos Profesionales se estudia una propuesta metodológica para hacerla más flexible.

También hay reglamentaciones pendientes sobre actualización del Manual de Calificación de Invalidez; la afiliación de trabajadores por días, la creación de la Unidad de Gestión de Pagos y Parafiscales (Ugpp), la definición por parte del Gobierno de los Beneficios Económicos Periódicos (BEP), y, ante todo, la urgencia de la aprobación del proyecto de ley de riesgos profesionales en el Congreso de la República.

Tomado de PORTAFOLIO.COM, Riesgos Profesionales en Colombia por Roberto Junguito, FASECOLDA

Popular posts from this blog

Analisis de Vulnerabilidad

Lo primero que se debe hacer en un análisis de vulnerabilidad es la evaluación de la amenaza, que en la mayoría de los casos, se realiza combinando el análisis probabilístico con el análisis del comportamiento físico de la fuente generadora, utilizando información de eventos que han ocurrido en el pasado y modelando con algún grado de aproximación los sistemas físicos involucrados.

En otras palabras, para poder cuantificar la probabilidad de que se presente un evento de una u otra intensidad durante un período de exposición, es necesario contar con información, la más completa posible, acerca del número de eventos que han ocurrido en el pasado y acerca de la intensidad que tuvieron los mismos.

Es importante diferenciar la amenaza del evento que la caracteriza, puesto que la amenaza significa la potencialidad de la ocurrencia de un evento con cierto grado de severidad, mientras que el evento en si mismo representa al fenómeno en términos de sus características, su dimensión y ubicación…

Advertencia sobre patrones continuados de exposición a mercurio

El mercurio metálico es una sustancia química peligrosa que puede causar serios problemas de salud. Es importante que el público entienda que la exposición a corto o a largo plazo al mercurio metálico puede causar serios problemas de salud.

La exposición humana al mercurio metálico ocurre principalmente al respirar aire contaminado. Otras formas de mercurio se pueden absorber bebiendo agua contaminada, comiendo alimentos (generalmente pescado que contiene mercurio) y teniendo contacto con la piel.

En niveles altos, mercurio metálico puede perjudicar al sistema nervioso y a los fetos en desarrollo. Otras formas de mercurio pueden dañar otros órganos. Aún a niveles bajos, mercurio metálico puede causar problemas de salud.

La exposición al mercurio metálico puede causar daño antes de que se presenten síntomas.

Una vez emitido al medio ambiente, es muy difícil de eliminar. Si se deja desatendido y hay riesgo de exposición, puede causar efectos peligrosos en la salud humana

Efectos psicologicos de un desastre como el de Haiti

Un desastre natural, una inundación, un atraco, un incendio, un accidente... A veces para convertirse en víctima del trastorno de estrés postraumático sólo basta ser testigo de un hecho terrible.

Los efectos psicológicos pueden manifestarse inmediatamente en cualquier persona y a cualquier edad, o permanecer dormidos durante meses.

De hecho, los expertos distinguen entre el tipo agudo del trastorno -que se manifiesta entre uno y tres meses después de ocurrido el evento traumático- y el latente, que puede aparecer por lo menos a los seis meses desde el evento que lo desencadena.

En algunos casos, los síntomas pueden producirse incluso décadas más tarde.

En escenarios de tragedia como el de Puerto Príncipe (Haití), los efectos psicológicos ya se sienten entre la población. Un informe de la ONG Plan Internacional, divulgado esta semana, indicó que los niños haitianos afectados por el terremoto de hace 20 días despiertan -entre cuatro y seis veces- cada noche a causa de las "horribles p…